ABJ: Aprendizaje basado en juegos

Aprender jugando: método ABJ

La mejor forma para que un niño aprenda cualquier concepto o lección es divirtiéndose. Los juegos educativos son un gran ejemplo, ya que consiguen aplicar diversos conocimiento en un entorno ameno y lúdico. Para poder crear un juego lo suficientemente educativo sin resultar tedioso para los niños, se tiene que mantener una línea de continuamente estimulante y motivadora. Además, cuanto más sencilla resulte la mecánica del juego será mucho más inclusiva para todos y así, podrán desarrollar también sus habilidades sociales. El tipo de juegos puede comprender cualquier tema que necesiten aprender, desde esquemas de corrientes literarias hasta aprender los números en inglés.

 

aprender jugandoVideojuegos educativos para aprender

En esta era tecnológica, los niños parece que nacen con un dispositivo bajo el brazo. Desde bien pequeños aprenden a manejar tablets, smartphones, ordenadores, etc. De hecho, muchos son capaces de usar cualquier aparato de casa de manera intuitiva. Es por ello que se pueden aprovechar los videojuegos educativos como herramientas didácticas para que se diviertan aprendiendo muchísimos conceptos. Con estos juegos ellos se sienten motivados y atraídos hacia el conocimiento e interiorizan las enseñanzas de manera inconsciente y sin esfuerzo.



Además, los juegos electrónicos educativos tiene muchas más ventajas. Su uso fomenta la participación y el trabajo en equipo, mejorando así la autoestima de los jugadores para relacionarse con sus compañeros y amigos. Suena mejor que un libro enorme de matemáticas o naturales, ¿verdad? Debemos adaptar la enseñanza a los nuevos tiempos de forma que se consigan los mismos objetivos integrando los avances que nos proporciona la tecnología. Esta medida beneficiaría a todos las personas involucradas en la actividad, tanto niños como profesores, padres, educadores, etc.

Juegos con protección para niñoseducar con juegos

Ya hemos hablado de todas las ventajas que tienen los juegos y videojuegos, pero a veces podemos poner en sus manos cosas que no han pasado por un filtro parental. Los videojuegos también pueden tener una parte menos positiva. Por ello, es importante que los niños estén supervisados por adultos ya que no siempre acceden a sitios recomendados. También existen varias formas de capar y restringir los sitios no recomendados para niños fácilmente y así además estarían doblemente protegidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *